LOS POEMAS DE DAICHI: 47. Shobo in — La ermita del inmenso paisaje

  En su introducción el maestro Deshimaru nos dice que este poema es de gran calidad literaria, que es el más profundo y elevado de los poemas del maestro Daichi.  Algo de lo que no podemos realmente darnos cuenta tratándose de una traducción del japonés al inglés, luego al francés y ahora al español. Una vez traducidos al francés, un discípulo del maestro Deshimaru que era escritor y poeta los puso en buena literatura francesa. A Kodo Sawaki —nos dice el maestro Deshimaru— este poema le gustaba mucho y lo caligrafiaba a menudo.…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 46. Dai Tetsu Do – La gran sala del satori

La naturaleza nos ayuda con nuestras imágenes mentales, nuestros pensamientos. Nos enseña la rectitud, como la rectitud del pino, frente a las complicaciones, el enredo de las glicinas. La naturaleza nos enseña la amplitud, como el cielo y la tierra. Así que nosotros que vivimos en medio de la naturaleza, cuando la mente se vuelve pesada, complicada, seductora, podemos girarnos hacia la naturaleza que nos rodea y alinearnos con la rectitud del pino. El pino es el símbolo del Soto Zen. En la pieza soto, situada en la parte trasera del rakusu, está…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 45. Baku sen – La cascada de agua

Muchos de los poemas de Daichi representan un paisaje y al mismo tiempo hablan de la actitud del espíritu durante zazen o de la enseñanza del zen.   Derramándose impetuosamente, parecido a la masa de una nube de lluvia. Una línea se separa en dos. Si uno pregunta de dónde viene su manantial, es el trueno furioso que rugiendo rompe el terrible acantilado escarpado.   Este poema representa un paisaje, el acantilado cerca de Shogo-ji, el templo de Kumamoto. En esa montaña vivió Daichi durante un tiempo. Una línea se separa en dos.…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 44. Shogin An — La Ermita del Pino Cantor

  El dragón azul se rebela rugiendo sobre de la casa de la montaña. Ninguna pregunta para pasar o no pasar la puerta del Zen. Ajustamos el oído: ahí, el viento puro. Abrimos los ojos: ahí, la claridad de la luna. ¿Cuantas personas vienen aquí y se inclinan sobre la barandilla del balcón?   Sho es el pino, Gin cantar, An la ermita. El gran samurai Kikuchi Takehito vivió en esa ermita, construida por él en la prefectura de Kumamoto. Amigo de la poesía y la literatura, se había escapado de su clan…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 43. Byakurensha – Rezando en Corea

La Sociedad de Loto blanco en la cima de las cien montañas: Desde la entrada entre los pinos la Vía está cada vez más profunda Los visitantes vulgares no pueden quedarse en esta morada de monjes. La luna bella como un anillo irradia el espíritu del Zen.   Este es el último poema sobre el viaje a Corea del maestro Daichi. Byakurensha, en chino Pai-Lien-she, denomina a la Sociedad del Loto Blanco, un grupo religioso nacido en la época de la dinastía Shin, que reinaba en la China oriental. La Sociedad del Loto…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 42. Dedicado a la gran monja Sokei

Una pequeña diferencia crea una distancia de diez mil li. ¿Será imposible retornar o volver a ver de nuevo? Es triste ser como una grulla en una jaula, Incluso si está suelta en el cielo ilimitado no puede volar libremente.   Sokei, a quien está dedicado este poema, fue una gran monja en la historia del budismo coreano, y también una princesa de la familia real que vivió a principios del siglo VIII en Corea. En el año 713 envió a un monje llamado Sanbo a China para encontrarse con el sexto patriarca…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 41. Ofrenda al rey de Corea después de mi naufragio.

  Yendo a la deriva perpetuamente por el océano de la vida y la muerte, Esta mañana de nuevo me ha zarandeado el viento del mal karma. Súbitamente habíamos perdido la raíz de la vuelta. Al amanecer tuve que contentarme con levantar en vano los ojos hacia el Japón.     Durante el viaje del maestro Daichi de vuelta a Japón una fuerte tormenta hizo naufragar su barco acabando sus ocupantes en las costas de Corea. En aquellos tiempos había muy poca comunicación marítima entre Corea y Japón, ambos países habían sido invadidos por…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 40. Rezando en el mundo Kegon del monte Tenkan

  El monte Tenkan se eleva semejante a una valva o un penacho. Miles de montañas se amontonan como pétalos innumerables en el aire de un verde profundo. Si vemos el estado verdadero del espíritu de Biru Zenzai no tiene necesidad de correr hacia el Sur de los cien castillos.   Zenzai es el joven del poema 31, cuya historia de peregrinaje para visitar a distintos maestros se narra en el Sutra Kegon. No es necesario irte, Zenzai, tienes la solución aquí y ahora, lo demás es una ilusión. El poema es un…Leer [+]