POEMAS DE DAICHI: 1. TANJO BUTSU – EL NACIMIENTO DE BUDA

Traducido y comentado por Bárbara Kosen

 

Ochenta y cuatro mil castillos en Enbu

Sin utilizar las armas, la paz fue cumplida.

Capturando a Gudon, el estúpido ladrón de mediodía

Un golpe de bastón de Unmon, no ha sido dado en vano.

 

Se celebra el nacimiento del Buda Shakyamuni el 8 de Abril. En relación a las fechas de su nacimiento y de su muerte hay numerosas opiniones. Para los indios, su vida tuvo lugar entre 624 y 544 antes de Cristo, para los Japoneses 566 y 486. Según las inscripciones del rey Ashoka también son otras fechas. Sin embargo, el nacimiento del Buda en este poema no significa su historia. El maestro Daichi enseña cómo tenemos que reflexionar en relación a la aparición del Buda en el mundo y qué aportó su enseñanza. La presenta como un método de erradicación. Desenraizar, quitar las raíces de la fuente de los sufrimientos e ilusiones equivocadas del ser humano.

Este poema está en relación con nuestra vida, las ilusiones y cómo cortarlas, abandonarlas. Este poema es como practicar la Vía.

Ochenta y cuatro mil castillos en Enbu.

Enbu es Jambudvipa, la tierra del Sur, la tierra de los hombres, el cosmos, visto así por los Indios ancestrales. Al nivel cósmico el monte Sumeru es el centro del universo, y la parte Sur – posicionada como la India en relación con los Himalaya – es Jambudvipa, la tierra de los hombres. Enbu es la India, pero en el poema representa el universo. Ochenta y cuatro mil castillos, casas fuertes. Ochenta y cuatro mil es el infinito. Los castillos y casas fuertes representan los bonno, las pasiones, los sufrimientos infinitos, las ilusiones de todos los seres humanos.

Sin utilizar las armas, la paz fue cumplida.

El Buda consiguió  pacificar el mundo, pacificar la mente humana, subiendo en el asiento del Buda, sin tomar las armas contra los innumerables castillos, los innumerables bonno, pasiones, ilusiones.

El estúpido ladrón de mediodía Gudon.

Gudon es el apodo de Gautama el apellido del Buda, pero según la pronunciación japonesa también significa estúpido. ¿Porqué es un ladrón estúpido? Porque lo hace a la luz del día, claramente delante todos nos roba nuestras ilusiones. Es estúpido, pero no necesita esconderse.

Antes del Buda ningún sabio dijo que el sufrimiento nacía de las ilusiones de la mente, de los apegos, de la falsa interpretación del mundo. Antes del Buda ningún sabio dijo que nuestra mente nos engañaba. Es la enseñanza del Buda la que nos roba nuestras ilusiones, nuestra imaginación del mundo. Es doloroso a veces, sin embargo no se necesitan armas, sólo la paz se cumple.

Kodo Sawaki enseñaba:

Amitaba Buda dijo: No os preocupéis. Ningún ser humano está perdido para siempre en las ilusiones. Todo va bien. Relax. Sin embargo, los seres sensibles están siempre llorando: ¡Oh no, es terrible! Felicidad, desgracia. Superioridad o inferioridad. Amar o no amar. En el mundo la gente está siempre llorando en relación a esto. El mundo en el que nada es importante para preocuparse está más allá del pensamiento. En este mundo, quitamos el marco de los pensamientos humanos y solamente nos sentamos.

Así son los ochenta y cuatro mil castillos o bonno, ilusiones, deseos de los seres humanos. Ochenta y cuatro mil bonno en nuestra mente. Después de su nacimiento, el Buda no ha utilizado armas. Nacido príncipe, no se ha convertido en rey, rechazó el poder de las armas. Todos los bonno, pasiones de los seres humanos fueron pacificados, tranquilizados por el nacimiento de Buda.

Girando una sencilla flor entre sus dedos durante una conferencia, la sonrisa de comprensión de Mahakashyapa, el i shin den shin se inició y continuó a través de la práctica de zazen. La mente de los hombres calmada, los ochenta y cuatro mil bonno pacificados. Esta paz fue obtenida sin ninguna arma. No cortado, sino pacificado sin arma, es una metáfora.

En el tercer verso el maestro Daichi utiliza la ironía: Gudon el estúpido ladrón de mediodía, esta ironía esconde en realidad una admiración profunda.

Un golpe de bastón de Unmon no ha sido dado en vano.

Unmon – o Yun-men en chino – vivió del 864 a 948 D.C. Era uno de los sucesores de Seppo Gison. Vivía en el monte Unmon y de  ahí viene su nombre. Siempre tenía su bastón, su kyosaku y daba golpes para educar a sus discípulos. El sentido del cuarto verso de este poema es que un ataque de Unmon no es vano ni inútil incluso para el Buda. Unmon se expresaba sólo a través de los golpes de kyosaku:

– Maestro, ¿qué es el Zen? – ¡Pam, pam!

– Buenos días, Maestro. – ¡Pam, pam!

Daba sólo golpes de kyosaku en las preguntas durante los mondos. Él decía:

Desde el nacimiento del Buda, este mundo se ha vuelto bien complicado. Hubo una invasión de Sutras. Sólo debéis hacer zazen y recibir el kyosaku.

Decía también: Mi vida también es demasiado complicada. Tengo que atrapar a este estúpido ladrón de ideas y darle un gran golpe de kyosaku.

¿Por qué ha nacido el Buda? En el mundo sin intención del zen es una pregunta que se repite bastante. ¿Por qué ha aparecido el Buda? No debemos ser perturbados por los Sutras, los libros. Las personas demasiado intelectuales se cargan la mente con la lectura de los libros y llegan a una comprensión cerebral sin ninguna práctica. Sin práctica, ni la moral ni la ética son eficaces. ¿Cómo utilizar la filosofía para la verdadera, auténtica verdad de su vida? La mayoría de la gente tiene una respiración corta y débil, como de insectos. Debemos respirar como leones o tigres, incluso antes de la muerte. Respirar largamente, fuertemente, concentrándose debajo del ombligo, así el cuerpo se transforma y adquiere fuerza.

Unmon daba solamente golpes de kyosaku. ¡No es necesario discutir! Daba a sus discípulos una verdadera educación zen. Un día un discípulo le preguntó:

– Maestro ¿qué es buda?

Unmon contestó:

– Un bastón de mierda.

Es una respuesta muy profunda. En el Cristianismo nunca nadie contestará: «Dios en un bastón de mierda». Debemos comprender la verdadera esencia del Budismo.

Es interesante porque especialmente en nuestros días mucha gente ve el Budismo como la compasión, los preceptos… Pero aquí desde el principio Daichi rompe todos estos tipos de conceptos. Buda, estúpido ladrón de mediodía, un bastón de mierda. Es la dimensión del zen, la dimensión alta de la esencia del zen, inexpresable a través palabras ordinarias.

El golpe de bastón de Unmon rompe las coagulaciones, nos hace estallar, incluso todas las ilusiones que uno puede tener sobre la Vía, sobre el zen, sobre el cómo, explotan. El Maestro Deshimaru dice que su kyosaku arranca el sufrimiento desde la fuente.

Para resolver la crisis de nuestra civilización distintos métodos pueden ponerse en práctica, la Teología, la Psicología, la Medicina. ¿Cómo cortar la raíz? Un golpe de bastón. Así el golpe de kyosaku de Unmon no fue inútil. El Shodoka nos dice que no debemos inquietarnos ni por las ramas, ni por las hojas; que los elefantes no juegan en el sendero de los pequeños conejos y que no debemos mirar el cielo a través de un cristal estrecho. Siempre, siempre abandonar las ilusiones, siempre, siempre abandonar la fábrica de ilusiones.