LOS POEMAS DE DAICHI: 27. Soku shin soku butsu –La mente misma es buda

Según el Genjokoan no es necesario considerarla. La amargura de la encina o la frialdad del hielo no pueden cubrirla. Protegiendo el hecho de que la mente misma es buda, La ceja de Buda en la mitad de la frente hace surgir una luz intensa durante todo el día.   Soku shin soku butsu. La mente misma es buda. Buda es la mente verdadera de la persona, su verdadera cara, la mente original. Aquí y ahora.   El Genjokoan es un capítulo del Shobogenzo del que a menudo os he hablado, el koan…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 25. Tenshu — Tender una mano compasiva

Los ojos examinando una persona deben ser justos y asirla antes de su acción. Debemos comprender que hay otra transmisión de la doctrina que no depende de los sutras ni otros escritos (kyoge betsuden). No tengáis en cuenta las bagatelas, os lo ruego, avanzad de un paso. La gran vía de Choan es recta como una cuerda.   Choan era la antigua capital china, actualmente Seian. La gran vía de Choan es un poco como el dicho francés de que todos los caminos conducen a Roma. Esta expresión existe también en español, el…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 24. Chodo — La vía del pájaro

Si queremos alcanzar el ku infinito, lanzándonos con nuestro propio cuerpo Debemos ir un paso tras otro en la vía profunda del pájaro. Nuestra mirada y nuestra escucha no deben estar atados por los bonnos. Esto no perturba nuestro sueño apacible en nuestra vida libre. De nuevo se trata de ku, la vacuidad, el segundo método que empleaba el maestro Tozan con sus discípulos. En el Sanshô Dôei el maestro Dogen escribió: A donde vaya, de donde venga, el ave acuática borra sus huellas pero nunca pierde su camino. La no-huella. Los hombres…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 23. Genro — La vía profunda o la vía escondida

El Rey de ku en algún lugar cortó todos los sonidos íntimos Su equivalencia o su condición no se puede buscar de cualquier manera En el Palacio de Oro la cortina cae y nadie sigue Al exterior de la cortina violeta de seda ligera, solo brilla la luna clara.   Los poemas del maestro Daichi siempre evocan el zazen. Aquí como el Rey de ku, el buda. No el histórico, sino el buda del zazen, sunyata. El buda que hace zazen, el rey que vive en el palacio pero nadie puede verlo, está…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 22. Ungan rojishi no wa – La historia del maestro Ungan convocando al león

  El león aquí está en relación con escuela Kegon (Washin en chino). Para esta escuela el oro es una metáfora que representa el principio, la esencia, y el león, Shi, los fenómenos, las diferencias. Convocando al león de pelo de oro Rechazándolo y exponiendo toda su potencia Cuando este león desaparece ¿dónde va? El viento puro, después de haber barrido el suelo, solo puede ser comprendido por uno mismo. Es un koan muy interesante. El nombre de Ungan era Donjo. Ungan Donjo siguió durante 20 años al maestro rinzai Hyakujo (Pai chang…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 21. Joshu koshi no wa – La historia del perro de Joshu

  El perro de Joshu no tiene la naturaleza de buda. Pero es diez mil veces mejor que la naturaleza del gato. Si no podéis creer esto, por favor id al huerto y mirad ¿Qué es más grande, el pepino o el nabo?   De nuevo es un poema-koan. Es muy interesante, el perro, el gato, el pepino, el nabo... El Zen simplifica, vuelve siempre a las cosas simples y cercanas; salen muchos objetos insólitos – el papel higiénico, el pepino, el nabo, el bastón–. Siempre está cerca de la vida cotidiana. El…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 20. Mujo seppo no wa – La enseñanza del Dharma por los objetos no sensibles (2)

  Una persona se inclina sobre la barandilla del templo, la luna brilla en los cielos. Cuando la luna desapareció tras la montaña, se fue a la cama y se durmió. A media noche su almohada cayó golpeando el suelo. Inconscientemente rompió la cerámica del mismo.   El maestro Deshimaru dice en sus comentarios que este es un poema chino porque en Japón se duerme en el suelo, sobre un futón, y entonces la almohada no puede caerse. En China se acostumbraba a tener almohadas de madera muy dura o de cerámica; también…Leer [+]

LOS POEMAS DE DAICHI: 19. Mujo seppo no wa – La enseñanza del Dharma por los objetos no sensibles (1)

            La enseñanza de las cosas no sensibles los seres sensibles la oyen.             El viento importuna el bosque frio y las hojas llenan el jardín.             Incluso si no hay nadie el muro tiene orejas.             Linternas de piedra y columnas, por favor, no levantéis la voz por un instante.   De nuevo un poema koan en relación con la práctica del maestro Tozan, iniciador del Soto Zen en China. Mujo seppo es también un capítulo del Shobogenzo del maestro Dogen. Significa, dice el maestro Deshimaru, que los objetos no sensibles enseñan…Leer [+]