LOS POEMAS DE DAICHI: 35. Shinketsu osho no nenko – Post-scriptum al libro de comentarios de Shinketsu Osho

Buscando todo lo que concierne al verdadero ku, está más allá de toda razón profunda.

Actúa solo y lleva la verdad de su mano con su acción de total libertad.

Contraemos tantas enfermedades graves en relación con los escritos del tercer maestro de la transmisión que seguramente nos vamos a morir de ellas.

Sin embargo, con cada palabra del principio al fin del libro nos cura minuciosamente como una aguzada aguja.

 

El maestro Shinketsu escribió Nenko, los comentarios del Shin Jin Mei o Poema de la Fe en el Espíritu (se trata del espíritu de Buda, el espíritu de la Vía o el espíritu cósmico).

La primera frase del Shin Jin Mei es Shido bunan, ‘La Vía verdadera no es difícil pero no hay que elegir’ y el último verso, Shin Jin Funi, ‘La fe y el espíritu están sin dualidad, no dos’.

Este poema está compuesto de 146 frases de cuatro kanjis cada una. Está escrito con palabras tan sencillas que es difícil comprenderlo. Cuando intentamos entenderlo un cansancio mortal se apodera de nosotros, por tanto es necesario un comentario para socorrernos.

 

Nenko. Nen significa atornillar, torcer, empujar; ko es antiguo, viejo. Así Shinketsu  interroga por detalles el libro antiguo original del Shin Jin Mei, que fue escrito por el tercer patriarca chino, el maestro Sosan.

Cuando Sosan encontró al maestro Eka, que era leproso, le dijo:

Mi cuerpo está infectado por la lepra, os lo ruego maestro, ayúdeme a limpiar mi mente de malas acciones.

Tráeme tu mente y te la limpiaré de las malas acciones, le contestó Eka.

Aunque busco por todos lados no puedo encontrarla.

Ya está limpia de todas tus equivocaciones. Debes tener confianza en los tres tesoros, el Buda, el Dharma, la Sangha.

Sosan practicó cerca de su maestro y su enfermedad se curó.

 

Buscando todo lo que concierne el verdadero ku: está más allá de toda razón profunda. El Shin Jin Mei cuestiona todas las cosas en relación con el verdadero ku, la vacuidad, la esencia auténtica del budismo. Sin embargo, muchas discusiones han cobrado vida en relación con esta noción de vacuidad –que no tolera ninguna noción. Incluso se han creado de ella muchos fenómenos hasta llegar a las cuarenta formas de ku: ku pequeño, ku grande, ku eterno, ku fenomenal… Pero Shinketsu va más allá de la especulación, derrumba todo, directamente va a la no dualidad.

Daichi dice que esa dificultad para leer el poema es como una enfermedad grave. No podemos alcanzar el significado profundo de sus palabras, así que necesitamos la curación de un médico. Los comentarios de Shinketsu pueden curar nuestras dificultades como una puntiaguda aguja de acupuntura china.

Es verdad, lo he leído varias veces y me he aburrido un poco antes de poder entrar realmente en su significado profundo. Por eso que no hay que ser una máquina de leer; practicar zazen es una filosofía de la acción, no solamente del cerebro frontal, y es preciso hacer entrar la enseñanza en la práctica, comprender con el cuerpo.

 

Actúa solo y lleva la verdad en su mano con su acción de total libertad. Es el maestro Shinketsu quien tiene la libertad de la sabiduría para transmitir el poema de Sosan, aunque sea difícil, arduo, frío, antiguo. Gracias a Nenko, los comentarios del Shin Jin Mei, los distintos maestros que estudiaron el Shin Jin Mei pudieron utilizarlo: Keizan, Kodo Sawaki, Taisen Deshimaru hasta hoy. Así se transmiten las aclaraciones de un texto de maestros a discípulos.