“ANGO”: VIVIR JUNTOS EN LA FELICIDAD

Ango es el nombre para el período en que se reunía toda la Sangha del Buda, en la India, durante la estación de las lluvias, para practicar juntos la enseñanza, el Dharma. Se trataba de vivir en comunidad cultivando el espíritu del Despertar a través de las acciones simples de sentarse, caminar, permanecer de pie o estar acostado, en armonía con los demás.

Ciertamente, en el periodo de vacaciones de verano, en lugar de seguir dispersando nuestro espíritu y energía por todos lados, podemos concentrarnos en practicar la Vía, aunque sólo sea por la profunda armonía que une a todo el grupo tras varios días de práctica conjunta. Bajo la experta guía de la Maestra, practicamos el estar presentes sin abandonarnos a nuestros pensamientos; consciencia que tan a menudo nos hace darnos cuenta de nuestra propia estupidez, anclados como solemos estar en nuestro punto de vista individual.

Y así, (con el paso del tiempo), cultivando una mente libre de aferramiento, también libre de expectativas, avanzamos hacia la energía compasiva que nace del zazen, y empezamos a gustar a los Budas.

Todos tenemos el potencial. Acumulamos méritos que constituirán un buen bagaje y de paso mejoran el mundo. Ya no somos sólo nosotros. Regamos las semillas que algún día transformarán nuestras vidas. Y ayudarán a otros a seguir el mismo camino.