Tettsu Gikai

Desde su juventud Gikai se convirtió en practicante del budismo y fue ordenado monje Tendai. Posteriormente se unió a la secta Daruma del zen Rinzai y allí practicó bajo la dirección de su maestro Ekan.

En el año 1241, cuando tenía 22 años, junto con su maestro y otros monjes solicitó entrar en la comunidad de Dogen. Allí vivió con entusiasmo sus enseñanzas durante diez años. Ekan, en su lecho de muerte, transmitió el linaje de Daruma Rinzai-shu a Gikai y lo reconoció como sucesor, al parecer con la aprobación de Dogen.

Tettsu Gikai fue ganando la confianza de Dogen y Ejo. Ambos le confiaron tareas de importancia para la comunidad. Por ejemplo, tras la muerte de Dogen (1253), Koun Ejo, el sucesor de Dogen y el segundo abad de Eihei-ji, pidió a Gikai que emprendiera un peligroso viaje a China para visitar otros monasterios Chan -“Zen” en chino- y adquirir el conocimiento directo y la información necesaria para su aplicación en Eihei-ji.

Koun Ejo transmitió el linaje de Dogen a Gikai en 1255 antes de que éste viajara a China. Tras pasar allí varios años cumpliendo esa tarea, a su vuelta a Japón sirvió como abad de Eihei-ji unos cinco años, hasta que renunció en 1271 y pasó a residir en una ermita cercana.

Parece ser que sus intentos de reformar Eihei-ji no resultaron del agrado de los monjes, que solicitaron a Ejo que se hiciera cargo de nuevo del monasterio.

Posteriormente, con un grupo de discípulos, fundó un nuevo monasterio Zen, Daijo-ji, en Kaga (1292), donde sirvió como abad durante otros cinco años y fue sucedido por Keizan en 1298.

Cada uno nace con un karma distinto, pero nunca he dudado que yo era Buda. Hasta estos días hemos vivido juntos, sin conocer nuestro rostro reciproco, y hoy no sé quién es uno y quién es el otro.

Tettsu Gikai

Gikai, no obstante, permaneció allí participando activamente en la vida monástica, ayudando a la formación espiritual de los monjes recién ordenados. Quedó particularmente impresionado con la madurez espiritual y el talento de un joven monje, Meiho Sotetsu, a quien luego recomendó a Keizan para que fuese su sucesor.

Tettsu Gikai murió en el año 1309 a la avanzada edad de 91 años. Su figura no aparece en el Denkoroku escrito por su discípulo Keizan, probablemente porque aún estaba vivo al redactarse la obra.

Gikai recibió la transmisión del Dharma de dos maestros, Ejo uno de ellos y el otro su maestro de la secta Daruma japonesa. Tras encontrar por ello una gran oposición, Gikai fue forzado a renunciar a su abadía; en lo sucesivo, la práctica de tener un solo maestro de transmisión del Dharma se convirtió en la norma.