Zanmai es la pronunciación en japonés de la traducción en chino de la palabra sánscrita “samadhi”, que significa el estado en Zazen; es decir, el estado equilibrado de cuerpo y mente. O significa “rey”. Podemos considerar que hay muchos tipos de samadhi en nuestras vidas diarias. Sin embargo, según la teoría budista, el más importante y mejor samadhi es precisamente el samadhi que podemos experimentar en Zazen. Por ello, llamamos a este estado durante Zazen “el rey de los samadhis”. En este capítulo, el maestro Dogen explica lo que es Zazen y así escogió el título Zanmai–o–zanmai. El samadhi rey de los samadhis.

Trascender todo el universo inmediatamente, vivir una gran y valiosa vida en la casa de los patriarcas budistas, es sentarse en la postura del loto completo. Pisar sobre las cabezas de los no budistas y de los demonios; volverse, en el santuario interior de los patriarcas budistas, una persona en el estado concreto, es sentarse en la postura del loto completo. Para trascender la supremacía de la supremacía de los patriarcas budistas, solo existe este método. Por ello, los patriarcas budistas la practican exclusivamente, no teniendo ninguna otra práctica. Recordad, el universo cuando estamos sentados es muy diferente de los otros universos. Comprended claramente esta verdad, los patriarcas budistas persiguen y realizan el establecimiento de la voluntad, el entrenamiento, el estado de bodhi y el nirvana. Justo en el momento de sentarse, investigad si el universo es vertical y si es o no horizontal. Justo en el momento de sentarse, ¿Qué es ese sentarse? ¿Es una voltereta? ¿Es un estado de vigorosa actividad? ¿Es pensar? ¿Está más allá del pensar? ¿Es no hacer nada? ¿Es sentarse dentro del sentarse? ¿Es sentarse dentro del cuerpo–mente? ¿Es un sentarse libre del “dentro del sentarse”, del “dentro del cuerpo–mente”, etc.? Debería haber una investigación de los miles y de las decenas de miles de puntos como este. Sentaos en la postura del loto completo con el cuerpo. Sentaos en la postura del loto completo con la mente. Sentaos en la postura del loto completo estando libres de cuerpo y mente.

Mi fallecido Maestro, el Buda eterno, dice, “Practicar Zazen es liberarse de cuerpo y mente. Solamente sentarse es obtener la realización desde el principio. No es necesario quemar incienso, hacer postraciones, recitar el nombre de Buda, confesarse o leer sutras.”

Claramente, en los últimos cuatrocientos o quinientos años, solo una persona, mi fallecido Maestro, ha vaciado el Ojo del Patriarca Budista y se ha sentado dentro del Ojo del Patriarca Budista; pocos lo han igualado, incluso en China. Poca gente se da cuenta de que el acto de sentarse es el Buda – Dharma y que el Buda – Dharma es el acto de sentarse. Incluso si alguien comprende físicamente que sentarse es el Buda–Dharma, ninguno ha realizado el sentarse como sentarse. Entonces, ¿Cómo puede nadie estar manteniendo y confiando en el Buda–Dharma como el Buda–Dharma? Siendo esto así, está el sentarse con la mente, lo cual no es lo mismo que sentarse con el cuerpo. Está el sentarse con el cuerpo, lo cual no es lo mismo que sentarse con la mente. Y está el sentarse libre de cuerpo y mente, lo cual no es lo mismo que “sentarse libre de cuerpo y mente”. Ya el haber alcanzado el estado de este modo es el estado de los patriarcas Budistas en el cual práctica y comprensión se encuentran de mutuo acuerdo. Mantened y confiad en esta realización, conciencia, pensamiento, reflexión.

Shakyamuni Buda se dirige a una gran asamblea: “Si nos sentamos en la postura del loto completo, el cuerpo–mente experimentará el samadhi y muchos venerarán la dignidad y la virtud del estado. Igual que el sol iluminando el mundo, aleja la mente somnolienta, perezosa y melancólica. El cuerpo es ligero e incansable. También la percepción y la conciencia son ligeras y receptivas. Deberíamos sentarnos como dragones enroscados (1). Al ver solo una imagen de la postura del loto, incluso el rey de los demonios siente miedo. ¿Cuánto más así si ve a una persona experimentando realmente el estado de verdad, sentándose sin inclinaciones o agitación (2).

Así pues, viendo solo una imagen de la postura del loto, incluso el rey de los demonios se sorprende, se preocupa y siente miedo. Aún más, cuando realmente nos sentamos en la postura del loto, la virtud se encuentra más allá de la imaginación. En pocas palabras, la felicidad y la virtud de sentarse diariamente son ilimitadas.

Shakyamuni Buda se dirige a una gran asamblea: “Esta es la razón por la cual nos sentamos en la postura del loto completo”. Entonces, el Tathagata, el honorado del mundo, enseña a sus discípulos que deberían sentarse de esta manera. A veces, no budistas persiguen la verdad manteniéndose continuamente de puntillas, a veces la persiguen manteniéndose continuamente de pie y a veces la buscan llevando sus piernas en los hombros. Una mente loca y obstinada como estas se hunde en el mar de la equivocación y el cuerpo no se encuentra en paz. Por esta razón, el buda enseña a sus discípulos a sentarse en la postura del loto completo, sentándose con la mente recta. ¿Por qué? Porque si el cuerpo esta recto la mente es fácil de enderezar. Cuando el cuerpo se sienta derecho, la mente no está preocupada, la mente es regulada, la intención es correcta y la atención está dirigida a aquello que se encuentra inmediatamente presente. Si la mente se dispara o se distrae y el cuerpo se inclina o se agita, el sentarse derecho los regula y hace que se recuperen. Cuando queremos experimentar el samadhi y queremos entrar en el samadhi, incluso si la mente está persiguiendo imágenes varias y está distraída, sentarse derecho regula completamente dichos estados. Practicando de este modo, experimentamos y entramos en el samadhi que es el rey de los samadhis”(3).

Evidentemente, sentarse en la postura del loto completo es precisamente el samadhi que es el rey de los samadhis y es precisamente experiencia y entrada. Todos los samadhis son seguidores (4) del mismo, el rey de los samadhis. Sentarse en la postura del loto completo es enderezar el cuerpo derecho, (5) enderezar la mente, enderezar el cuerpo–mente, enderezar a los patriarcas budistas, enderezar práctica-y-experiencia, enderezar el cerebro y enderezar la vida-sangre. Ahora, sentando nuestra piel, carne, huesos y medula humanos en la posición del loto completo, sentamos el samadhi que es rey entre los samadhis en la postura del loto completo. El honorado del mundo está constantemente manteniendo y confiando en la práctica de sentarse en la postura del loto completo.

Él transmite auténticamente a sus discípulos la práctica de sentarse en la postura del loto completo y enseña a los seres humanos y a los dioses a sentarse en la postura del loto completo. La mente–sello auténticamente transmitida por los Siete Budas es precisamente esto. Bajo el árbol de la Bodhi Shakyamuni Buda pasa cincuenta kalpas menores, pasa sesenta kalpas y pasa incontables kalpas sentado en la postura del loto. Sentarse en la postura del loto completo durante tres semanas, o sentarse durante horas, es el girar de la espléndida rueda del Dharma y es la enseñanza de toda la vida del Buda. No le falta nada. Es solo un pergamino en un palo rojo (6). El encuentro de buda con buda es este momento. Este es precisamente el momento en que los seres vivientes se convierten en Buda.

El primer Patriarca, (7) el Venerable Bodhidharma, después de llegar del oeste, pasó nueve años de cara a la pared en el templo de Shorín-ji situado en el pico de Shoshitsu-ho en las montañas Sugaku, sentado en Zazen en la postura del loto. Desde aquellos tiempos hasta hoy, cerebros y ojos han impregnado China. La sangre vital del primer Patriarca es solo la práctica de sentarse en la postura del loto completo. Antes de que el Patriarca viniera desde el oeste, la gente del este nunca conoció el sentarse en la postura del loto completo. Desde que el Maestro ancestral vino del oeste la han conocido. Siendo esto así, solamente sentarse en la postura del loto, día y noche, desde el comienzo hasta el final de esta vida y por decenas de miles de vidas, sin abandonar los terrenos del templo (8) y sin tener ninguna otra práctica, es el samadhi que es rey de los samadhis.

Shobogenzo Zanmai–o–zanmai.  Impartido a la asamblea en el templo de Kippo en Etsu-u, (9) el decimoquinto día del segundo mes lunar del 2º año de Kangen.

  1. “Como un dragón enroscado” sugiere una postura sentada donde existen estabilidad y poder sin rigidez o esfuerzo indebidos.
  2. Cita del vol. 7 de Daichido-ron, la traducción del Maha-prajna-paramitopadesa.
  3. También citado del vol. 7 de Daichido-ron
  4. Literalmente “familia”, “hogar” o “parentesco”, representa el sánscrito parivara (dependientes, seguidores). Las palabras se usan en el sutra del Loto para indicar a los seguidores de un dios o de un rey.
  5. Utilizado en el párrafo precedente como adjetivo y como adverbio, significa derecho o enderezado. Usado aquí como verbo transitivo, significa enderezar, rectificar, restaurar al orden o la normalidad o curar.
  6. Un sutra concreto
  7. El Maestro Bodhidharma, (murió en hacia el año 528), el vigésimo octavo patriarca Indio y primer Patriarca chino.
  8. Matorral. Del sánscrito pinda-vana, sugiere n lugar donde muchos practicantes se reúnen para la práctica Budista; o, más generalizado, el estado de la práctica Budista.
  9. La prefectura de Fukui de nuestros días.